Mastín tibetano

Mastín Tibetano Perro

El Mastín tibetano también conocido como Dogo del Tibet, desciende la famosa raza de perro que ha dado origen a la mayoría de Molosos y Mastiff difundidos por todo el mundo. Los pocos ejemplares que han quedado en los Himalayas son fieros y agresivos, de reacciones imprevisibles en el carácter y poco adiestrables.

Dogo del Tibet raza
Dogo del Tibet raza

Los ingleses han perfeccionado la raza que estaba desaparecida en Oriente, dándole la virtud de la obediencia y un cierto cariño por el amo. Es un perro pastor, fiero como ninguno, guardián de aldeas enteras y casas aisladas.

Esta raza guarda cierto parecido con otros mastines pero carece de la frente arrugada, y las grandes mandíbulas.

Descripción y Morfología del Mastín tibetano

Un perro de Utilidad con potencial como perros boyeros, adiestrable para la defensa, idóneo al trabajo de pastoreo.

Es un perro vigoroso, de osamenta robusta, puede alcanzar la altura de 80 cm y un peso aproximado de 100 kg.

Marco Polo lo describe así: “ Alto como un asno y con la voz potente com un león”.
Tiene cabeza ancha y maciza; hocico más ligero que el Mastín inglés; mandíbulas muy fuertes; ojos pardos de tamaño medio; orejas cayentes en forma de corazón; cola rizada y apoyada sobre el dorso.

El Dogo tibetano alcanza su edad adulta algo más tarde que otras razas, y su esperanza de vida va de los 10 a los 14 años.

Pelaje

Esta raza tiene el pelo largo y espeso, con una capa inferior bastante pesada. Aparece en color negro liso, negro con tono tostado, marrón dorado o gris, con y sin marcas en tono tostado también, y e color fuego.

Origen de esta Raza de Perros.

Procede de las estribaciones del Himalaya, y trabajaba como perro pastor y guardián del ganado, también se le utilizaba para la caza: Los Do-Khyi, vivían en aldeas o viajaban con pastores nómadas y funcionaban como guardianes del rebaño, y los Tsang-Khyi más grandes, que a menudo servían como guardianes de los monjes budistas tibetanos.

Do-Khyi, Tsang-Khyi

Poco se sabe del mastín tibetano antes de 1800. En ese año, un capitán Samuel Turner mencionó el uso de «perros enormes» en sus memorias.

Aparecieron en Gran Bretaña en la primera mitad del siglo XIX; el rey Jorge IV ( 1762-1830) poseía dos ejemplares. Posteriormente, un tal Mr. Jamrach adquirió un gran número de ejemplares y algunos aparecieron en distintas exposiciones, entre las que figura la del Crystal Palace de Londres de 1906.

Hoy, en el Tíbet, es difícil encontrar un mastín tibetano de raza pura, pero ocasionalmente se puede encontrar uno viajando con caravanas, vigilando ganadería y hogares.

 

Carácter del Mastín tibetano

Es un perro equilibrado y pensativo, muy leal a su amo, reservado ante extraños; puede ser cabezota y tiene sus propias ideas; también es dominante y tiene seguridad en sí mismo.

Es un perro que por naturaleza cuida de su familia y de la propiedad.

Adiestramiento

Este perro especial, debe ser educado hasta llegar a la edad adulta de forma cuidadosa y bien equilibrada, el objetivo es conseguir un lazo de respeto mutuo entre ambos.

Para las personas que desean competir en deportes para perros como la agilidad o la obediencia, esta no es la raza.

Comportamiento Social

El Mastín tibetano es extremadamente cariñoso con los niños aunque desconfía un poco de los desconocidos, si ha estado en contacto con otros animales durante su etapa joven, los aceptará. Son muy inteligentes, independientes y tercos, pero sensibles al estado de ánimo humano; se enojarán si le grita o disciplina a sus hijos o discute con su cónyuge.

El contacto con otros perros se realiza también normalmente sin dificultad. Para poder vivir en el mundo civilizado precisa por lo menos del espacio de un jardín.

Los mastines tibetanos Disfrutan de tu compañía pero nunca adulan.

9 Fotos del Mastín tibetano

Cuidados y Salud

Los Dogos del tibet requieren un aseo regular con cepillo. En invierno esta raza tiene gran abundancia de pelo, que se forma a modo de manto muy espeso, pero al principio de verano pierde gran cantidad de ello. Durante este período el dueño debe pasar media hora al día para quitarle el pelo suelto con cepillo y peine.

Alimentación

Cantidad diaria recomendada: 4 a 6 o más tazas diarias de comida para perros de alta calidad, dividida en dos comidas. La cantidad que come su perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad, y la calidad de la comida que compre también hace la diferencia.

Ejercicio

Los perros de esta raza tiene una necesidad media de realizar ejercicio y les encanta salir de paseo con nosotros por el bosque y el campo, aunque no disfrutan en especial jugando con una pelota y con este tipo de actividad. Debido a su naturaleza protectora, nunca debe ser sacado sin correa y varíe sus caminatas para que no se vuelva territorial sobre una ruta específica.

Cuidaremos de que los huesos, los músculos y las articulaciones del perro joven no reciban demasiado esfuerzo durante la etapa de crecimiento.

Los mastines tibetanos pueden aburrirse sin la estimulación física y mental adecuada, esto puede conducir a la destructividad, ladridos y otros comportamientos negativos.

Salud

Son perros generalmente saludables, pero como todas las razas, pueden estar sujetos a ciertas condiciones de salud.

Enfermedades más frecuentes

  • Displasia de cadera canina y codo
  • Hipotiroidismo autoinmune
  • Neuropatía desmielinizante hereditaria canina
  • Osteocondrosis disecante
  • Panosteitis
Dogo del Tibet cachorros
Dogo del Tibet cachorros

Comprar Cachorro y Mejores Criadores de Mastín tibetano

Antes de comprar un Dogo tibetano debe saber que a pesar de su tamaño masivo e intimidante, estos perros son muy suaves al trato cuando se trata de su familia humana, pero sin embargo, conservan su naturaleza de guardián, por lo que los extraños deben tener cuidado, y las presentaciones con humanos de confianza son muy útiles para no tener problemas futuros.

Deben sociabilizar bastante para tenerlos equilibrados, y si se comienza desde cachorros tendrá un fabuloso perro.

El mastín tibetano no se recomienda para un dueño tímido o primerizo. Esta raza necesita un entrenador seguro, consistente y firme, pero también cariñoso.

Es un perro de compañía y prospera en presencia de su familia y no debe dejarse vivir afuera, en un patio o un jardín.

Suelen estar activos por la mañana y por la noche, si su horario no le permite ejercitarlos durante estos tiempos y no tiene espacio interior en su casa, esta no puede ser la raza para usted.

Vídeo del Mastín tibetano

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Mastín tibetano
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *